El EÓN Horneo Alicante remonta y salva un punto en la pista del Fertiberia Puerto de Sagunto (33-33)

19/11/2022
Por Alacanti TV

Primero contra segundo. Derbi de altura y de máxima igualdad en el ‘Ovni’ de Sagunto que quedó patente sobre el parqué. Desde principio a fin. Un punto de diferencia entre ambos que se mantiene tras un empate y tras un encuentro que terminó en locura.

Fue el EÓN Horneo Alicante el primero en anotar con un tanto de Nacho Mirallave. Desde entonces, el encuentro comenzó a reflejar en pista lo que muestra la clasificación: primero contra segundo. Y es que, las ocasiones y los tantos llegaban para los dos equipos.

El EÓN lo intentaba una y otra vez, pero se topaba con un Ignasi bajo palos que lograba despejar cualquier lanzamiento alicantino. Al mismo tiempo, los locales lograron distanciarse en el marcador hasta tres arriba cuando justo se llegó al ecuador de la primera parte. Aunque esta fue la tónica que continúo en los minutos siguientes y en la que el EÓN Horneo Alicante seguía abajo en el marcador.

Igualdad máxima en pista

Las contras rápidas y los aciertos de cara a portería, en especial de David Jiménez, Yeray Mancebo y Nacho, llevaron al equipo a posicionarse solo uno por debajo. Sin embargo, cuando parecía que el equipo se enganchaba y estaba cerca de darle la vuelta al marcador, Fertiberia volvía a distanciarse en el luminoso para llegar al 18-16 con el que se llegó al descanso.

Distancia que ampliaba a los segundos de iniciar el segundo tiempo. Un nuevo siete metros a favor del Fertiberia ponía más tierra de por medio entre ambos equipos. Mismo siete metros que pudo aprovechar el EÓN Horneo, pero el meta Martínez acertó el lanzamiento de Álvaro Torres.

El equipo de Luis Parro supo aprovechar bien las pérdidas de balón en el ataque de los saguntinos para salir a la contra con rapidez y con Nacho Mirallave a la cabeza para recortar esa distancia de 5 a la que se había llegado.

Final apoteósico

El EÓN Horneo se puso apenas a dos puntos a falta de dos minutos para el final. Y, cuando parecía que el partido iba a morir con una nueva derrota, al EÓN Horneo aún le quedaba vida.

El conjunto alicantino disfrutó de una falta sobre la bocina que, David Jiménez, con un lanzamiento desde el centro del campo, y, con ayuda de la defensa rival que rozó lo justo el balón, puso el empate final a 33 para lograr un punto que le mantiene con bastante vida en la parte alta.

Publicidad

El Tiempo

Twitter

Facebook