De izquierda a dcha: Francisco Llopis, director Estudios; Rafael Ballester, presidente de INECA; Ignacio Amirola, coordinador del Comité de Estudios de INECA.
INFORME ECONÓMICO

Lenta recuperación de la provincia a pesar del paro elevado y la falta de digitalización

El presidente de INECA remarca que el sector turístico y las exportaciones han salvado la economía en el tercer trimestre
Entre 1.000 y 2.000 empresas no están a pleno rendimiento por tener a sus empleados en ERTE
21/12/2021
Por Jorge Verdú

El presidente de INECA, Rafael Ballester, ha mostrado su preocupación por el desempleo crónico y la calidad del tejido productivo de la provincia de Alicante tras analizar los resultados del Informe de Coyuntura Socioeconómica de la provincia de Alicante correspondiente al tercer trimestre del año. 

Un primer análisis refleja que la provincia de Alicante mantiene la senda positiva de crecimiento con la que finalizó la primera mitad del año, siendo el turismo el sector que mejor se comportó.

La afiliación sigue dando buenas noticias desde los últimos siete meses superando las cifras de 2019 y relacionado directamente con el aumento de la afiliación de autónomos por encima de la media nacional, dibujando la fisonomía laboral del tejido productivo de la provincia.

No obstante, aún permanecen en ERTE 7.794 empleados en la provincia de Alicante, situación que preocupa enormemente, y que demuestra que la provincia aún esta en fase lenta de recuperación, y pendientes de las medidas sanitarias que recomiendan las administraciones para reducir los contagios del SARS-COV.

DESEMPLEO

El director de Estudios y autor del informe, Francisco Llopis, ha añadido que, además del elevado paro registrado, hay que tener en cuenta que entre 1.000 y 2.000 empresas no están a pleno rendimiento por tener a sus empleados en ERTE y este tejido productivo opera a menor ritmo.

El Informe pone de manifiesto que en la provincia de Alicante la crisis ha afectado en mayor medida a las empresas jóvenes (1 a 3 años de antigüedad), descendiendo su peso en casi 4 puntos desde 2019. En cambio, las sociedades con 9 y 10 años de antigüedad son las que han salido más beneficiadas

En este sentido, el director de Estudios ha agregado que las empresas que contaban con hasta 3 años de antigüedad en el 2019 representaban el 32,3% de las firmas con trabajadores y actualmente este porcentaje se ha reducido al 28,5%. Por el contrario, las empresas entre 9 y 10 de años antigüedad, son las que han salido beneficiadas y ahora han cogido peso, pasan del 5,4% al 7,4% del total”. 

Para el presidente de INECA “esta estructura del tejido productivo nos debería hacer reflexionar sobre cuál es la provincia que queremos, con un desempleo crónico que tan difícil se nos hace recuperar”.

Un ejemplo muy clarificador: en septiembre de 2021 el paro en la provincia de Alicante sumaba 22.000 personas más que en febrero de 2020 mientras que en España se contabilizaron tan sólo 11.700 desempleados más en el mismo periodo.

Según Rafael Ballester “el desempleo es nuestro problema más acuciante a resolver porque detrás de esta cifra se esconden familias enteras que necesitan apoyo social y que ven interrumpido su crecimiento vital a corto, medio y largo plazo”.

“Si a este problema le unimos una inflación disparada (lejos de solucionarse en el último trimestre del año, el IPC se ha descontrolado anotando máximos históricos) y un problema de suministro sin precedentes, podemos estar, si es algo más que coyuntural, ante una tormenta perfecta de dimensiones aún difíciles de prever, aunque sí vemos como desde otras instituciones oficiales se están rebajando las previsiones de crecimiento y recuperación”, ha agregado.

Publicidad

El Tiempo

Twitter

Facebook