EFEMÉRIDE

Mazón defiende la autonomía de la Diputación en su 200 aniversario

El presidente pone en valor el papel de la institución provincial en la lucha contra la despoblación y reclama una financiación justa
Alcaldes, representantes del tejido social y económico de la provincia y los grupos políticos de la corporación se dan cita en el señalado encuentro
16/05/2022
Por Jorge Verdú

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha presidido esta mañana, en los jardines del Palacio Provincial, el acto con el que arranca la programación de la conmemoración del 200 aniversario de la Diputación de Alicante.

Mazón ha defendido el papel de esta institución en el apoyo a los ayuntamientos, especialmente a los más pequeños, al tiempo que ha reivindicado la “autonomía y libertad de acción y decisión frente a aquellos que quieren destruirlas desde dentro o desde otras instituciones”.

Además, el dirigente alicantino ha aprovechado este encuentro, que ha reunido a alcaldes y representantes del tejido social, cultural y económico de la provincia, para defender el trasvase Tajo-Segura y la llegada de agua a nuestro territorio “porque es la principal de nuestras fortalezas, ya que forma parte de la esencia de un territorio que es la huerta de Europa”.

“El trasvase Tajo-Segura es irrenunciable”, ha afirmado el presidente, al tiempo que ha defendido que la alicantina “es la única institución que siempre ha estado al lado de los regantes y agricultores defendiendo sus intereses. Y en esa lucha seguimos, más fuertes y convencidos que nunca”.

Durante la ceremonia, a la que también se han sumado miembros de anteriores corporaciones provinciales, diputados autonómicos y nacionales y senadores, Mazón ha admitido que el mayor reto al que se enfrentan las diputaciones del siglo XXI es el demográfico y ha resaltado, en este sentido, que la Diputación de Alicante, a través de sus inversiones y subvenciones, “es un plan contra la despoblación en sí misma”.

“La mayor parte de nuestro presupuesto anual está destinado a los pueblos pequeños, lo que nos convierte en un fondo permanente de cooperación, en la administración más atenta con los ayuntamientos y en la que resuelve sus demandas de manera más efectiva y rápida”, ha indicado el dirigente alicantino.

Mazón ha negado que las diputaciones “sean instituciones anquilosadas y estáticas, sino espacios de proximidad ágiles y cercanos, centros de gestión directa que promueven políticas efectivas para reforzar y vertebrar el territorio”.

Por todo ello, ha criticado a todos aquellos que cuestionan su existencia. “Quien esté en contra de las diputaciones no merece estar en
ella,
porque es un juego absurdo y peligroso querer destruirlas y finiquitarlas desde dentro o desde otras instituciones que intentan estrangular nuestra autonomía y libertad de acción y decisión, limitando nuestros movimientos y asfixiando nuestro presupuesto”.

ORGULLO Y DIÁLOGO

Por otra parte, el presidente ha apelado al diálogo y al consenso y se ha mostrado especialmente “orgulloso” de los acuerdos alcanzados con todos los grupos políticos a lo largo de esta legislatura y ha reivindicado el derecho de la Diputación a “reclamar nuestro legítimo reconocimiento en la estructura autonómica, a que se nos respete y se nos dé nuestro encaje como provincia y se escuchen nuestras demandas y sensibilidades”.

Finalmente, el dirigente ha querido honrar al centenar de corporaciones provinciales y presidentes que han pasado por la institución en los últimos 200 años y ha tenido una mención especial para Pedro Zaragoza Orts, quien fuera alcalde de Benidorm y presidente de la
Diputación alicantina, ya que hoy coincide con el centenario de su nacimiento.

Publicidad

El Tiempo

Twitter

Facebook