El alcalde y la vicealcaldesa posan por los alimentos y los participantes en la jornada de convivencia.

La jornada de Convivencia de Semana Santa recoge casi 2.000 kilos de alimentos

Luis Barcala subraya el “componente solidario” de la matinal con más de 600 festeros
24/10/2021
Por Jorge Verdú

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha asistido este mediodía a la Jornada de Convivencia organizada por la Junta Mayor de Hermandades y Cofradías de Semana Santa, que preside Alfredo Llopis, y que se ha celebrado en los jardines del Centro de Recursos Educativos de la ONCE, en la avenida de Dénia.

El primer edil ha estado acompañado por la vicealcaldesa Mari Carmen Sánchez y el concejal de Fiestas, Manuel Jiménez.

El primer edil ha destacado el “componente solidario” de la matinal ya que los asistentes han entregado por persona, al menos, un kilo de alimentos no perecederos para que la Junta Mayor los distribuya entre distintas entidades sociales. La suma de esas donaciones, se ha precisado desde la Junta Mayor, se acerca a los 2.000 kilos.

“Hoy, una vez más, se pone de manifiesto el carácter solidario de las personas que conforman la Semana Santa. Éste es un nuevo ejemplo para que puedan conseguir la ansiada y merecida declaración de Interés Turístico Nacional”.

La de hoy es la tercera Jornada de Convivencia organizada por la actual Junta Mayor. La primera fue en 2018, siempre coincidiendo con el comienzo del Curso Cofrade.

Los festeros se han distribuido, en el perímetro permitido, en mesas de diez personas. Durante la matinal ha habido distintas degustaciones. Entre ellas, mistela y rollitos de anís. En cada una de las mesas se ha situado una tabla de quesos y una selección de los dulces que elaboran las Monjas Agustinas, en el monasterio de Santa Faz.

Los más pequeños se han divertido en los hinchables instalados y han podido participar en un buen número de actividades deportivas. Finalmente se ha servido un arroz para 600 comensales.

Éste es el segundo acto del Curso Cofrade 2021-22. El primer fue la Solemne Misa que el consiliario de la Junta, Joaquín López, ofició el sábado 16 de octubre en la Concatedral de San Nicolás.

Le seguirá la colocación de una corona de laurel, en memoria de los hermanos y cofrades fallecidos, a los pies del Cristo de la Buena Muerte. Está previsto para el miércoles 3 de noviembre, y coincidirá con el Triduo que organiza anualmente la Hermandad del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora de las Angustias.

Publicidad

El Tiempo

Twitter

Facebook