María Conejero, concejala de Inmigración, Cooperación y Voluntariado, durante un acto.
AYUDA CIUDADANA

Alicante aprueba el I Plan Estratégico Municipal de Voluntariado 2021-2025

El proyecto establece un protocolo para la actuación ante situaciones de emergencia, crisis sanitarias y catástrofes naturales
469 asociaciones están inscritas en el registro municipal, condición obligatoria para acceder a los recursos propuestos
13/10/2021

La Junta de Gobierno ha aprobado el  I Plan Estratégico Municipal de Voluntariado de Alicante que trata de impulsar la práctica de la acción voluntaria organizada como forma de subrayar el papel activo de la ciudadanía en el gobierno de la ciudad.  El plan pretende fomentar los valores democráticos esenciales como la solidaridad, la tolerancia, la justicia social y la participación ciudadana, a través de una gestión de calidad de los recursos municipales de forma coordinada entre sus diferentes áreas.

María Conejero, concejala de Inmigración, Cooperación y Voluntariado, explica que “este plan se ha elaborado con la intención de proporcionar una herramienta para coordinar y establecer las directrices de la participación voluntaria en la ciudad. El plan esta alineado con las políticas públicas estatales, autonómicas y locales y por supuesto, con el cumplimiento de la agenda 2030".

"Es el resultado de un proceso participativo, tanto de los ciudadanos como de las asociaciones y demás agentes sociales, como de los propios técnicos de las diferentes áreas trasversales del ayuntamiento", añadió la concejala.

El Plan Estratégico de Voluntariado 2021-2025 se estructura en torno a tres grandes líneas y nueve áreas estratégicas: la concertación, la transparencia y la sensibilización, que a su vez se fundamentan en líneas de trabajo que pretenden dar orden, solidez y eficacia a las acciones específicas como son, la dinamización de las organizaciones de voluntariado y procesos de gestión asociativa.

A estos objetivos hay que unir otros como, facilitar la obtención de recursos financieros suficientes, estables y sostenibles para poder llevar a cabo adecuadamente su actividad, consolidar la cooperación, así como, procurar un equilibrio entre la representatividad social de las ONL (organizaciones no lucrativas) y la repercusión que se traslada a través de los medios de comunicación, favoreciendo el acercamiento, conocimiento y reconocimiento de las respectivas funciones que desempeñan ambos actores sociales.

La responsable del área, María Conejero, entiende que las necesidades de la ciudadanía son múltiples y complejas, y por ello impulsa la creación del Plan Estratégico del Voluntariado 2021-2025, desde el que se dará respuesta a algunas de las necesidades de la población alicantina. Conejero entiende “que la pandemia sufrida ha reforzado la labor del voluntariado. El voluntariado nos enseña que el ser humano es empático con sus semejantes, que es posible mirar la realidad de otra forma, sin egoísmos".

"Este hecho, nos invita al resto, a la reflexión, la crítica y la propuesta transformadora. Se pretende fomentar y facilitar la participación ciudadana en Alicante, así como fortalecer la organización con una base social formada y activa en el compromiso cívico y orientar posibles acciones y actividades del voluntariado", indicó la responsable del área. La concejala, muestra su "mas sincero agradecimiento a todo el voluntariado de la ciudad, que dedican parte de su tiempo a prestar apoyo y soporte en un ámbito tan necesario como este".

Así mismo, a consecuencia de las circunstancias excepcionales adversas derivadas de la crisis sanitaria, se implementan en el plan, actuaciones esenciales por parte de profesionales de los servicios sociales ante los colectivos más afectados, se trata de actuaciones ante situaciones excepcionales de emergencia, crisis sanitarias, catástrofes naturales o cualquier otra índole similar.

El objetivo es establecer, en dichas circunstancias, las condiciones oportunas para el mejor desarrollo de la acción voluntaria, de cara a impedir la proliferación de iniciativas sin control que pudieran resultar perjudiciales, además, así canalizarlas las acciones desde las instituciones responsables, extremando la seguridad de las personas voluntarias.

Al mismo tiempo, se crea una Mesa del Voluntariado compuesta por las entidades y por técnicos municipales relacionados con las mismas para que supervise y aconseje al Centro de Asociaciones y Voluntariado en la ejecución y desarrollo coordinado de las acciones contempladas en el plan.

Publicidad

El Tiempo

Twitter

Facebook