Los dirigentes de la Diputación y de la Generalitat durante la reunión.

La Diputación pide al Consell que revise las ayudas de la Agència de la Innovació

Mazón ofrece diálogo a la Generalitat, mientras que esta mantiene su postura de imposición en asuntos como el Fondo de Cooperación Municipal
El gobierno autonómico garantiza su colaboración a la Diputación y le reitera los beneficios del Fondo de Cooperación Municipal
06/09/2021

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, ha participado esta mañana en la Comisión Bilateral con la Generalitat Valenciana en la que se han abordado asuntos estratégicos para la provincia en materia de inversión, infraestructuras, competencias y agua.

Tras el cónclave, que se ha prolongado durante más de dos horas, Mazón ha anunciado a los medios de comunicación que ha solicitado al gobierno autonómico la revisión de las ayudas otorgadas por la Agència Valenciana de la Innovacció, que dejan en la provincia solo el 16’8% del total de los 52,3 millones de euros repartidos.

La AVI dispondrá subvenciones a universidades y empresas de la Comunitat por un montante superior a los 52 millones, de los que 8 millones recalarán en la provincia de Alicante, frente a los 43,5 millones que llegarán a Valencia y Castellón, el 83% del presupuesto. 

Al respecto, Mazón ha avanzado que desde la Diputación “hemos solicitado la revisión de estas ayudas y la respuesta de la Generalitat ha sido que sean las propias empresas o entes afectados los que aleguen dichas subvenciones”.

La conclusión del presidente tras este encuentro se concreta en la “falta de contundencia de defensa de temas fundamentales por parte de la Generalitat Valenciana, pero seguiremos esperando y tendremos buena fe, pensando que habrá algún avance en este sentido. La esperanza no la vamos a perder”, ha apostillado Mazón, quien ha puntualizado que han prosperado “en materia de gestión conjunta de fondos europeos y de ayudas turísticas, pero no en otros asuntos claves como el agua, las emergencias o la inversión en innovación”.

 “Quedamos un poco a la espera. Después de tanto tiempo sin poder reunirnos con la Generalitat, les hemos propuesto un frente común para defender de verdad el Tajo-Segura, y ya nos responderán, les hemos pedido que se revisen las ayudas a la innovación por la discriminación que parece que ha ocurrido, y la respuesta ha sido que a quien no le gusten las ayudas que alegue. Hemos planteado que nos preocupa la falta de descentralización de las emergencias y la falta de capacidad de respuesta que pueda haber ante situaciones graves en las provincias de Alicante y Castellón y se nos responde que nos pasarán los informes correspondientes” ha expuesto el presidente.

Además, según el responsable institucional, “les hemos trasladado que con el Fondo de Cooperación de la Generalitat no se debe de ir a un criterio de imposición ni obligatoriedad, sino en el clima del diálogo, la cooperación y la coordinación y se nos ha dicho que no, que será obligatorio y, por tanto, es difícil el encuentro en ese sentido”.

20 MESES DE ESPERA

Mazón, quien ha afeado a la Generalitat que la Comisión se haya celebrado veinte meses después de su creación, ha lamentado la ausencia del president de la Generalitat, Ximo Puig, en esta sesión constitutiva, al tiempo que ha mostrado su preocupación por la que para él es la segunda reunión bilateral que se celebrará esta semana, en la que sí participará el jefe del Consell. Se trata del encuentro previsto para este miércoles entre Puig y el presidente del gobierno catalán, de ERC, Pere Aragonés.

Entre los asuntos que han centrado buena parte de la sesión de trabajo, a la que Mazón ha acudido junto a la vicepresidenta primera y diputada de Cultura, Julia Parra, la vicepresidenta segunda y diputada de Ciclo Hídrico, Ana Serna, y el diputado de Infraestructuras, Javier Gutiérrez, destaca el del Fondo de Cooperación, del que el presidente ha reconocido que no han llegado a un acuerdo, “porque hay distintos puntos de vista. Algunos evitables, algunos mejorables y algunos tratables, pero hay uno cuya discrepancia nos separa y es el de su obligatoriedad”.

Para Mazón, las diputaciones provinciales, como entes locales, deberían ser “receptoras de los fondos y no aportadoras de los mismos”, al tiempo que ha considerado que los criterios de reparto “no están beneficiando a los pequeños municipios, como sí ocurre con los planes de ayudas de la Diputación”. Además, el dirigente alicantino ha recordado que Puig se comprometió a no trasladar el borrador a las Cortes Valencianes hasta que no se abordara primero en esta Comisión Bilateral, hecho que no se ha producido.

El presidente ha recordado que la Diputación ha colaborado con la Generalitat en otros fondos de cooperación como el de los servicios sociales, el de turismo o el de transparencia y participación ciudadana, así como en el Plan Resistir, cuya participación ha sido “voluntaria, y positiva y ha ayudado a cumplir objetivos”. 

También ha habido “buena sintonía” en el apartado de Fondos Europeos en el que, según ha apuntado, “hemos presentado propuestas concretas de municipios, muchos de los cuales se han dirigido a la Diputación, por tanto, el objetivo es que podamos ser receptoras de fondos para ejecutarlos en nombre de los ayuntamientos, que en ocasiones no tienen capacidad”.

Al respecto, ha indicado que el jueves se celebrará la primera reunión coordinadora y las diputaciones ejercen un papel fundamental en cuanto a “su disposición, cercanía y atención técnica, porque hablamos de muchos millones de euros y queremos que se queden en la Comunitat”.

Mazón, quien ha solicitado fijar un calendario periódico de reuniones con el Consell para cerrar estos y otros asuntos de importancia para la provincia, ha propuesto también a la Generalitat marcar una estrategia común y conjunta a la hora de reclamar el agua que necesita la Comunitat y de preparar conjuntamente los recursos jurídicos ante el Ministerio para la Transición Ecológica por el cambio de reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura.

“Es un abuso intolerable e injustificado y nos consta que la Generalitat está trabajando en esos recursos. Es una buena ocasión para que se sume a nosotros, o nosotros a ella, porque coordinados habrá más opciones de éxito”, ha insistido.

COMPETENCIAS IMPROPIAS

Respecto a las competencias impropias que sigue asumiendo la Diputación de Alicante, el responsable institucional ha asegurado que, en materia de Bienestar Social, “esta gestión ha gozado de buena salud y el traspaso sigue el calendario pactado con la vicepresidenta Mónica Oltra y avanza correctamente”.

En este punto, Mazón ha propuesto la posibilidad de “abrir una mesa de trabajo para las competencias de salud mental con el fin de abordar no solo lo relativo a los recursos económicos, que implican una gran losa presupuestaria a la institución, aunque los prestemos con efectividad, sino también la operatividad y coordinación de los trabajadores sanitarios. Nuestra intención es que se siga la misma estela que llevamos a cabo en el área de servicios sociales”.

Durante la reunión, el presidente ha trasladado a los representantes de la Generalitat la deuda que esta sigue teniendo pendiente con el Consorcio Provincial de Bomberos, así como el descontento por la decisión de la administración autonómica de centralizar los servicios de los CICU -Centros de Información y Coordinación de Urgencias- en Valencia, dejando a Castellón y Alicante sin ese servicio territorializado, con las pertinentes quejas ciudadanas, que Mazón ha trasladado a la Generalitat.

Finalmente, el presidente ha pedido la participación económica y la implicación de la Generalitat para impulsar los trabajos de los dos anteproyectos del Palacio de Congresos de Elche y de Alicante.  

La Comisión Bilateral ha contado, por parte de la Generalitat Valenciana, con la presencia del secretario autonómico de Promoción Institucional y Cohesión Territorial, Alfred Boix, el secretario autonómico de la vicepresidencia primera, Jorge Iván Castañón, y el director general de Administración Local, Antoni Such

Por su parte, Such, quien ha comparecido junto al presidente de la Diputación al término del encuentro, ha destacado el “trato exquisito” de Carlos Mazón y su voluntad para “intentar avanzar en soluciones”.

INFRAESTRUCTURAS Y CULTURA

La vicepresidenta primera y diputada de Cultura, Julia Parra, ha puesto sobre la mesa durante el encuentro de la Comisión Bilateral “el desfase territorial abismal que existe en cuanto al reparto financiero del gasto público cultural de la Generalitat por provincias, con un claro y elevado desequilibrio de Alicante, que deja de percibir más de quince millones de euros al año, conforme a su población, en relación con las otras dos provincias”. 

Parra ha detallado que solo en la gestión y financiación de los principales centros culturales, MARQ, MUBAG, ADDA e Instituto de Cultura Juan Gil-Albert, la institución provincial “asume un coste financiero de más de 12 millones de euros que no realizan las diputaciones de Valencia y Castelló porque en esas provincias el gasto para instalaciones y ofertas culturales similares lo asume la Generalitat”.

Por su parte, el diputado de Infraestructuras y portavoz del grupo Ciudadanos (Cs), Javier Gutiérrez, ha señalado al término de la reunión bilateral la importancia de un encuentro “que nos permite después de un año y siete meses trasladar de primera mano todas las reivindicaciones de este equipo de Gobierno de coalición sobre temas que van desde infraestructuras, agua o déficit cultural, hasta la imposición del Fondo de Cooperación y la negación a mantener un diálogo por parte de la Generalitat”. Gutiérrez ha lamentado que, en este último asunto, “la situación está anquilosada”.

POSTURA DE LA GENERALITAT

El director general de Administración Local, Toni Such, ha señalado, tras la reunión que el Fondo de Cooperación "garantiza una distribución equitativa y posibilita la coordinación y colaboración entre administraciones".

"Por supuesto, seguiremos pidiendo a la Diputación de Alicante que se sume a un mecanismo que, desde 2017, ha permitido a los municipios de la Comunitat aumentar sus recursos", ha subrayado.

Such ha recordado que el Fondo de Cooperación Municipal para 2021, que ya ha sido abonado en su integridad, cuenta con una asignación de la Generalitat de 40 millones de euros destinados a reforzar la solvencia financiera de las corporaciones locales, y los recursos se transfieren directamente a los ayuntamientos con criterios de reparto objetivos, justos y equilibrados y de forma incondicionada en su gasto.

Además, este año la Generalitat ha ampliado la inversión destinada a estas ayudas con las aportaciones al Fondo de Cooperación Municipal para Municipios Turísticos de la Comunitat Valenciana, así como al Fondo de Cooperación Municipal para la Lucha contra el Despoblamiento de los Municipios de la Comunitat Valenciana.

Such también ha destacado el trabajo conjunto realizado por ambas administraciones con las ayudas Paréntesis, que ya se ha distribuido en un 70%. "La Comunitat Valenciana es la que más recursos ha puesto a disposición de los afectados por la pandemia y eso hay que ponerlo en valor", ha recordado Such.

Publicidad

El Tiempo

Twitter

Facebook