Noticias

Celebración de Santa Faz pasada por agua y sin incidentes

15/04/2021

La lluvia ha marcado la celebración de la Santa Faz 2021 en una jornada que ya estaba condicionada, por segundo año consecutivo, por la pandemia. Sin posibilidad de realizar la tradicional romería, la anunciada bendición de la Reliquia a la ciudad de Alicante desde el castillo de Santa Bárbara ha tenido que suspenderse por el agua, aunque tanto el Ayuntamiento y como Cabildo confían en que finalmente pueda celebrarse este fin de semana.

Ante el inconveniente de la lluvia, tal y como ocurriera el pasado año, la Reliquia, portada por obispo de Orihuela-Alicante Jesús Murgui, ha salido hasta la puerta principal del templo y desde allí ha bendecido a Alicante orientando el Sagrado Lienzo hacia los cuatro puntos cardinales.

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha destacado tras el acto la “sensatez y responsabilidad” de la ciudadanía por no peregrinar al caserío de Santa Faz atendiendo a las medidas sanitarias y de seguridad para combatir la COVID-19. “Santa Faz, como se dijo, es los 365 días del año y ahora, lo que importa, es combatir la pandemia para que en 2022 podamos tener una Santa Faz como la de siempre”, añadió. Barcala también ha tenido un recuerdo “especial” a “las personas, devotas de la Santa Faz, que se quedaron en el camino y no han podido llegar hasta este año”.

Mazón, Sánchez y Barcala, durante la misa.

La vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez, ha hecho una petición para que La Peregrina 2022 “se viva con normalidad” y se ha sumado al agradecimiento del alcalde a la ciudadanía “por su comportamiento ejemplar y pleno de responsabilidad”. Barcala y Sánchez han realizado estas declaraciones al término de la Eucaristía, celebrada a puerta cerrada en el santuario-monasterio.

A la finalización de la celebración religiosa se ha procedido a extraer la Santa Faz del camarín siguiendo un protocolo que data del S. XVII. Las concejalas síndicas, Mª Carmen de España y María Conejero, han llevado las dos llaves que tiene el Ayuntamiento. Tras la ceremonia se ha protegido a la Reliquia con uno de los paraguas que se utilizaron en la Coronación Canónica de la Virgen del Remedio que, el entonces obispo de Orihuela-Alicante, Victorio Oliver, presidió el 22 de noviembre de 1998 en el estadio Rico Pérez.

 

Publicidad

El Tiempo

Twitter

Facebook